Coro: Con dos Bemoles
 
 
 

 

¿Quiénes somos? ¿Qué pretendemos?

Somos una pequeña idea en movimiento,

Pequeña, pero al fin y al cabo, en movimiento.

El movimiento de nuestro esfuerzo, de nuestra dedicación, de nuestras ilusiones.

Del aire que sale de nuestras gargantas…, de nuestra voz.

Una ilusión que os ofrecemos de forma sencilla, sin pretensiones, de manera desinteresada. O mejor dicho..., de forma muy interesada; el interés de pasar un rato juntos disfrutando, eso esperamos, de un poco de Música interpretada con nuestros mejores instrumentos, los que nos ha dado la madre Naturaleza: nuestras voces.

En septiembre de 2003, después de cantarle el “cumpleaños feliz” a una compañera del A.P.A. del I.E.S. Comercio, decidimos entre bromas y veras montar un coro. El 30 de octubre de ese mismo año ya estábamos ensayando con la pretensión inicial, que seguimos respetando y cumpliendo a rajatabla, de juntarnos un grupo de amigos para pasar un buen rato. Y, además, puesto que en ello ponemos nuestro mejor empeño, el de hacerlo lo mejor posible.

Desde entonces hemos hecho del I.E.S. “Comercio” nuestro centro de ensayos y de operaciones con el total e incondicional apoyo de buena parte de su claustro y, por supuesto, de su directora y amiga. Un cariñoso saludo y nuestra gratitud.

Nuestro bautismo de fuego fue el 9 de mayo de 2004, día de Europa, en el que a petición de la directora del instituto, y en total connivencia con ella, cantamos el himno de Europa (himno de la alegría, basado en la 9ª Sinfonía de Beethoven). Luego vinieron varias actuaciones, colaboraciones como a nosotros nos gusta decir, en las fiestas de inauguración y/o de clausura del curso académico del instituto. También hemos pasado varias tardes con los ancianos de diferentes residencias intentado que pasasen un buen rato a la vez que rompían la monótona cotidianeidad de las veladas pre-navideñas. Completan nuestro quehacer otras colaboraciones en el auditórium del Ayuntamiento de Logroño en la celebración del XXV aniversario de la inauguración del colegio “Madre de Dios”, alguna actuación en pueblitos entrañables de nuestra sierra y algunos compromisos (bodas de familiares, despedida de algún amigo,…) en los que, con mucha ilusión, hemos aportado lo que de bueno pudiéramos tener.